Anónimos: de las sobras al rebusque

Portada 1

Haga click en la imagen para ver el contenido

 

Estando en la universidad, hace algunos años, solo algunos, junto a mi equipo de trabajo nos asaltó una duda ¿quiénes eran las personas que a altas horas de la noche barrían las calles de la ciudad? específicamente el centro. Armenia no es una ciudad muy grande pero no por esto el trabajo de recolección de basura es más sencillo. De allí nació «Recolectores de Incultura», una crónica radial acerca de las cuadrillas que recolectaban la basura que los ciudadanos dejamos en la ciudad durante nuestro tránsito cotidiano, y que “mágicamente” desaparece, mientras nos dedicamos a otros menesteres. Solo comenté esta anécdota a unos pocos alumnos y durante el último día de registro fotográfico.

Al plantear un tema para el trabajo final de Reportería Contemporánea, la recolección de basura apareció por iniciativa de un estudiante, ya no recuerdo quién propuso el tema y la verdad no importa, obviamente me pareció curioso y hasta cierto punto interesante que a pesar de la brecha generacional encontráramos un punto de interés común. Al principio no estaban muy convencidos, los comentarios ingenuos, y algunos sarcásticos no se hicieron esperar, pero “democráticamente” se aprobó el tema. Las expresiones empezaron a cambiar en el momento en que cada grupo de trabajo decidió el área específica sobre la que quería trabajar. Y, aún más, al momento de contactar esas personas que habían visto por las calles, cerca de la universidad o de sus hogares, pero que seguían siendo invisibles ante su mirada.

Ni qué decir de sus rostros al enfrentarse a una experiencia transitoria, que cambió sus pensamientos y opiniones sobre el trabajo realizado por las personas objeto de su relato, una experiencia enriquecedora pero transitoria al fin, ellos regresaron a sus hogares con una historia que contar para retomar su vida un instante después, pero aquellos que fueron capturados por sus lentes simplemente regresaron a sus casas para descansar y retomar su labor al día siguiente.

«Anónimos: de las sobras al rebusque», es la mirada sorprendida de jóvenes que entienden la contundencia del relato visual y que, a partir de allí, lograron entender un poco la realidad de las personas que obtienen su sustento a partir de hurgar en lo que para los demás es basura, un trabajo de fotografía documental que ha enriquecido la vida de estos futuros comunicadores sociales y periodistas, y que esperamos pueda, al menos, generar un poco de inquietud a todos aquellos que en algún momento se encuentren frente a frente con estás imágenes y personajes.


Realizado por: Jorge Alberto Mendoza Portillo, docente del programa de Comunicación Social y Periodismo de la Universidad de Ibagué.

El Anzuelo Medios

Masoko

Contacto

 

¡Escríbanos!

 

 Ibagué Tolima

 Carrera 22 Calle 67 B/Ambalá

 +57(8)270 94 00 ext 287

 Fax: +57(8)270 94 43

 elanzuelomedios@unibague.edu.co

Acuerdo de Uso