Ibagué Imaginada

Ciudad imaginada: la voz de los ibaguereños en una nueva experiencia literaria 

WhatsApp Image 2019 10 02 at 12.44.23 PM

En la Universidad de Ibagué el 1 de octubre de 2019 se llevó a cabo el lanzamiento del libro Ibagué imaginada en el auditorio central, junto con los docentes que hicieron posible esta investigación, Ángela María Lopera, Tatiana Hernández Cifuentes, Carlos Mauricio Santana Sáenz, Nydia Molano Lugo y Yorladys Martínez Aroca, de igual manera hicieron presencia los directivos y estudiantes de la Universidad. Se contó con el inicio musical del Ensambke Iktus y el cierre con un cóctel.

Este proyecto de investigación de los imaginarios urbanos de Ibagué inició en el año 2015 con la invitación de Armando Silva, el autor de Bogotá ImaginadaTatiana Hernández Cifuentes, Yorladys Martínes y Ángela María Lopera, docentes de la Unibagué, cuentan a los estudiantes de tercer semestre del programa de Comunicación Social y Periodismo algunos factores fundamentales que le dieron forma y conclusión a este lanzamiento. 


La experiencia del libro Ibagué Imaginada

trabajada londono

Tatiana Londoño (TL): ¿A qué hace referencia el nombre del libro Ibagué imaginada?

Tatiana Hernández Cifuentes (TH): Hace referencia como su nombre lo dice a la Ibagué que como ciudadanos imaginamos, puede que sea parecida a la realidad o como puede que no, en eso consiste lo que imaginamos y es de esta investigación donde percibimos los diferentes puntos de vista.

Ángela María Lopera (AML): Hace parte de la red de todas las ciudades imaginadas que se vinculan y se tienen que llamar de la misma manera. Es imaginada porque lo que busca es identificar las percepciones de los ciudadanos, las cuales están basadas en la subjetividad de las personas, es decir, cuáles son los sentimientos y emociones que rigen la mirada de las personas sobre su ciudad. 

(TL): ¿Qué diferencia tiene «Ibagué imaginada» al resto de las 34 ciudades que han llevado a cabo esta investigación?

(TC): En cuanto a resultados podríamos plasmarlos en comparación a otras ciudades ya que son más grandes, Ibagué es una ciudad muy calmada, las personas que trabajan se pueden desplazar a sus casas, almuerzan y toman siesta, caso contrario a otras ciudades. Otro, podría ser la parte musical, ya que es muy representativa y tradicional.

(AML): Todos los imaginarios son diferentes porque todas las ciudades son diferentes, pero hay situaciones en que se comparten sentimientos que son más fuertes que otros, como por ejemplo aquí se comparte el miedo como pasa en las otras ciudades imaginadas como Bogotá, los lugares que se imaginan de miedo son diferentes a los de Ibagué, otra diferencia es que esta ciudad se caracteriza por ser alegre, lo cual es un sentimiento que no es presenta en otras ciudades.

(TL): ¿Durante la indagación requerida para el desarrollo del libro ¿Qué fue lo que más le llamó la atención?

(TH): Las respuestas que daban las personas; nosotros teníamos la estructura de un cuestionario que se seguía, sin embargo, al empezar a hablar de Ibagué, ellos daban sus puntos de vista, sus experiencias, historias que fueron de interés para manejar mejor los datos recogidos de las entrevistas.

(AML): Lo que más me gustó fue cuando realizamos las entrevistas a las personas para conocer su punto de vista sobre como visualizaban la ciudad, eso fue lo significativo para el desarrollo del libro.

(TL): Para la realización del libro, ¿qué quiere dar a entender al lector?

(TH): Nosotros quisimos darle al lector un libro que pudiesen entender, sabiendo que es una investigación que arroja resultados que para su interpretación es difícil, el objetivo fue que cualquier persona de Ibagué que lo leyera pudiera entenderlo y conocer su ciudad, reconocer esos lugares que frecuentan y son importantes para ellos, por eso al leer ese libro creemos que se van a representar y sentirse identificados.

(AML): Es un libro que se caracteriza por ser narrativo, que pueda ser comprendido por todas las personas, que se pueda expandir a los colegios, barrios y demás, para que los ciudadanos puedan identificarse en lo que escribimos.

(TL): ¿Qué valor cree usted que este libro tiene para los ibaguereños?

(TH): Precisamente el valor que se le da es que es hecho desde ellos mismos, cualquier ibaguereño lo podría interpretar, la importancia de este es que no está desde una mirada externa sino interna, desde los propios ciudadanos y que ellos mismos son los que están hablando en él.

Luisa Hernández (LH): ¿Qué le inspiró escribir el libro Ibagué imaginada?

(TH): Yo creo que lo más bonito es escribir lo que los demás que habitan la ciudad conmigo quisieron decir a través de sus respuestas. Cuando comenzamos a hacer todo el proceso de codificación y categorización de los datos fue un proceso realmente arduo, fue entender como las personas. Teníamos la responsabilidad de traducir los sentires de la gente en una frase, una oración, en una palabra. Considero que esa fue la inspiración más grande poder recopilar todos los sentires.

(LH): ¿Considera que la construcción del libro fue un reto?, ¿por qué?

(TH): Bastante, más que un reto es una experiencia que enamora, uno se va vinculando al proyecto. Inicialmente era algo parecido a mis labores habituales, pero uno se va enamorando de la teoría, la metodología y hacia dónde va.

(LH): ¿Qué busca transmitir con su libro?

(TH): Lo que busco básicamente es que las personas se sientan identificadas con lo que está allí escrito, porque si las personas transitan y caminan la ciudad, creo que lo que más tratamos de hacer nosotros es que todas esas reflexiones que tienen las personas por decir las vean ellas mismas plasmadas en el libro. Que ellos puedan leer el libro y digan «ve sí, así es Ibagué y así lo siento yo».
Andrés Rivera (AR): ¿Qué los inspiró al desarrollo de esta investigación?

(AML): Pensar la ciudad de una manera diferente. Dejar de creer en la ciudad que nos imponen los alcaldes y los gobernadores, sino pensar que la ciudad es la que nosotros construimos con nuestros sentimientos y nuestras emociones.

(AR): ¿Qué aspectos a resaltar encontraron en la imagen de ciudad futura que tienen los ibaguereños?

(AML): Las principales son: La musicalidad, el color de los ocobos (árbol representativo de la ciudad) y el ser Ibagué un buen vividero.

(AR): ¿Cuáles son las problemáticas que los ciudadanos esperan que se resuelvan primordialmente?

(AML): La gente piensa que acá no hay cultura ciudadana, que los ciudadanos son agresivos. La corrupción, una percepción imaginada muy alta. La percepción que se tiene sobre las necesidades están relacionadas al empleo, a las vías y que no hay un buen servicio de agua.

(AR): ¿Qué diferencia encuentra en la Ibagué imaginada a otras ciudades imaginadas?

(AML): En Ibagué el centro aún es muy importante, en otras ciudades el centro se ha ido perdiendo y la gente ya no va. Es muy fuerte la relación que tiene la gente con sus amigos y con su familia porque es más fácil conectarse con otros. Lo de la tierra cálida también es una percepción muy fuerte, aquí en Ibagué llueve mucho, pero la gente nunca habla de la lluvia sino del sol. La gente relaciona mucho el canto de los loros que es muy significativo. El olor a pan incluso más que el olor a tamal y a lechona. Entonces esas son características muy de Ibagué, que la hacen diferente a otras ciudades, aunque se pregunte lo mismo en el cuestionario.

Daniela Rojas (DR): ¿Cuándo y cómo inicio el proceso de recolección de información?

(AMLM): Inició en junio de 2015 y terminó en diciembre de 2018. La investigación tenía como fin un acercamiento teórico a los imaginarios urbanos, un aspecto metodológico para hacer las encuestas y luego categorizar toda la información para identificar los imaginarios en las diferentes preguntas que se realizaron. Lo que hicimos fue una encuesta de 84 preguntas. Esas 84 preguntas se les hicieron a 336 personas y duramos todo un año aplicando ese cuestionario.

(DR): ¿Cuánto tiempo tomó el proceso editorial del libro?

(AMLM): Duró seis meses, eso lo hicimos durante este año. Lo primero que tuvimos que hacer fue escribir el libro, luego se envió a revisión de pares, que son dos personas especializadas en el tema. Una vez aprobado va a corrección de estilo, se hace toda la revisión de la escritura y después de eso se envía a diagramación, ya que todas las ediciones imaginadas se diagraman igual. Finalmente, se le envió a Armando Silva para que él lo revisara y lo aprobara. 


Armenia Imaginada, otra percepción del territorio

trabajada londono 2

Al igual que las otras 34 ciudades, Armenia hace parte de los libros publicados sobre las ciudades imaginadas de Colombia. En la Universidad de Ibagué, Antonio José Vélez les cuenta a estudiantes de Comunicación Social y Periodismo de qué se trata Armenia imaginada y cómo fue el proceso y las motivaciones que permitieron iniciar y escribir esta investigación.

Alejandra Rojas (AR): ¿De qué trata Armenia Imaginada?

Antonio Vélez (AV): Armenia imaginada está dentro del contexto del proyecto mundial de ciudades imaginadas. Es un proyecto que inicia en su momento el semiólogo colombiano Armando Silva. Él empieza un proyecto de trabajo acerca de toda la cuestión, de manera especial con la base Peirce en la semiótica desde las triadas. Hace un trabajo de cultura de la ciudad en donde llega a la idea de ya no irse por la ciudad sino a lo urbano, el sentir urbano. En una serie de investigaciones llega a esto que se llama los imaginarios urbanos que develan aspectos de la percepción, del ser ciudadano frente a la ciudad, entonces la ciudad deja de ser vista como algo de concreto y comienza a ser vista como algo que se vive por parte de las personas, quienes somos los que habitamos la ciudad. En ese orden de ideas lo que se hizo con la ciudad fue con la metodología adaptada y que se ha implementado en diferentes ciudades del mundo como La Paz, Bogotá, Buenos Aires. Nosotros, hace cuatro años con la Universidad de La Gran Colombia y unos profesores de la Universidad del Quindío, desarrollamos el ejercicio que hoy ustedes están presentando para el caso de Ibagué.

(AR): ¿Cómo fue el proceso con su equipo de trabajo para elaborar esta investigación?

(AV): Son muy similares los procesos de trabajo. Nosotros trabajamos con estudiantes, profesores e investigadores que están interesados en el tema y lo que hacemos es recolectar información de lo que dice el profesor Armando en uno de sus últimos libros, que se llama Los imaginarios del asombro, lo edita la Universidad del Externado. Él habla de los archivos y de lo que hacemos nosotros. El equipo de investigación lo que hace es tomar como referencia diferentes archivos, los íntimos, privados y públicos, ahí se empieza a hacer una interpretación y a develar algunos de los aspectos que se desprende de unas encuestas formalizadas. Este es el instrumento estándar que se utiliza para todos los estudios de la ciudad, estos se adaptan a cada una de las capitales y de esto se comienzan a hacer unas descripciones desde la percepción de los ciudadanos respecto a su ciudad: ¿A qué huele?, ¿cómo se siente?, ¿de qué color es?, ¿cómo se ve con relaciones a otras ciudades? Básicamente ese fue el ejercicio que desarrollamos.

(AR): ¿Qué lo motivó hacer este proyecto con esta ciudad?, ¿por qué Armenia?

(AV): Primero, porque es el sitio de residencia, aunque yo soy de Ibagué, pero mi lugar de residencia hace 20 años es Armenia. Segundo, porque soy comunicador social y dentro de la comunicación y de mis posgrados desarrollé toda la línea de trabajo imaginario. Tenemos contacto con el profesor Armando y esto permitió tener una cercanía y de ahí para adelante estamos en la Red Iberoamericana de Imaginarios y Representaciones Sociales, entonces allí hacemos un tejido en conjunto a nivel casi mundial; muy potente tema para entender esa especie de sociología de los afectos, si es que así se puede llamar.

(AR): ¿Cuál es el fin de las ciudades imaginadas?

(AV): Yo creo que en este caso es muy importante no solo Armenia, sino Ibagué va a dar otra mirada, otra perspectiva, a lo que suelen ser los estudios sociales frente a las ciudades. Por ejemplo, nosotros estamos acostumbrados al dato numérico y también estamos acostumbrados a cifras, y eso a la postre es importante porque el número puede tener una estadística, una medición, pero las ciudades imaginadas le permiten a uno develar los sentires, es como que la ciudad se nos vuelve una especie de cuerpo vivo y se comienza a analizarla y a verla de otra forma, y eso permite ser más sensible a lo que pasa en el territorio. En síntesis, es otra forma de abordar el territorio.


Una cartografía por Ibagué: Dibujando la percepción ibaguereña.

trabajada londono 3

Leonardo Espinel (LE) Y Julián Dussan (JD): ¿Qué representan los croquis expuestos en el Auditorio Central?

Yorladys Martínez (YM): Es una representación de los imaginarios que Ibagué tiene. Los croquis que tenemos acá representan un resumen de todas las respuestas que dieron los ibaguereños, ya que esta investigación está basada en ellos.

(LE) y (JD): ¿Qué significa el término croquis?

(Y.M): Todo se trabajó bajo una metodología creada por Armando Silva en las Ciudades imaginadas. Dentro de la metodología, los croquis afectivos son una especie de camino o guía que tenemos nosotros mismos, como ciudadanos seguimos esos croquis, nosotros nos creamos nuestros propios mapas afectivos.

(TH): Un croquis es una representación gráfica que trata de enmarcar líneas que, físicamente, son invisibles, pero que representan los afectos de los ciudadanos. Por eso tenemos el croquis del miedo y de la alegría, además, tenemos los ocobos florecidos, que son los que adornan la ciudad.

(LE): Los croquis están basados en el punto de vista de los ibaguereños, ¿qué método emplearon para diseñar las convenciones y para enseñar los resultados?

(YM): Los resultados, trabajamos con la parte estadística donde podíamos identificar categorías a partir de lo que dijeron los ibaguereños, lo que hicimos fue tratar de plasmarlos identificando ya las convenciones de acuerdo a los sitios representativos que ellos dieron y tratamos de darle un icono que representara todo eso, por ejemplo: el icono del miedo, pusimos un fantasma, la parte alegre una cara feliz, la de los ocobos con un árbol de estos y la parte de la tristeza es con una cara triste y, de esta manera, lograr representar todo lo que ellos están tratando de decir.

(JD): ¿Qué significa el croquis del miedo que está ubicado en el Auditorio Central de la Universidad de Ibagué?

(TH): El primer croquis simboliza la manera cómo los ciudadanos perciben el miedo dentro de Ibagué. Entonces lo que podemos ver en este croquis es que, principalmente, el miedo se vive en los barrios del sur de la ciudad, porque el miedo generalmente está enfocado hacia el peligro que se vive en esas zonas marginadas. Vemos que, desde el barrio La Estación, que es donde se encuentra la Terminal, hasta la salida hacia Cajamarca, son lugares percibidos o relacionados con el miedo por parte de las personas. Simplemente ellos tienen el imaginario de que allá ocurren cosas peligrosas. Lo importante de esto es rescatar que, desde los mismos barrios del sur se están realizando iniciativas para quitar este estigma que recae sobre ellos: los mismos jóvenes están tratando de transformar sus propios escenarios y espacios, para darle otra mirada al sur.

(JD): ¿Cómo lograron construir el croquis de la alegría?

(TH): Para construir el croquis de la alegría le preguntamos a las personas cuáles eran los sitios que representan alegría para ellos. Básicamente aparecen los siguientes lugares: la Calle 42, que anteriormente era considerada la zona rosa de la ciudad y después se fue trasladando al sector de Mirolindo. Adicional a ello, aparece la Calle 60 que es la mina de oro de Ibagué y la zona comercial, las personas relacionan este lugar con pasar el tiempo con sus familias y compartir con sus amigos. Ibagué es una ciudad en la cual el centro sigue siendo muy tradicional, especialmente la Carrera Tercera, allí, no solamente se ve la alegría, se ve un espacio para compartir para reencontrarse con viejos amigos. Finalmente, también la alegría se relaciona con el Cañón del Combeima. Este es uno de los sitios más dominantes en temas de turismo dentro de la ciudad.

(LE): Se observa mucho los ocobos, ¿qué significa para el libro y para su trabajo?

(YM): El ocobo es el árbol insignia de Ibagué. Según nuestra investigación, los ibaguereños se representan por medio de él. Se presenta por el color verde ocobo, el cual está muy presente en la ciudad. Cuando florece las personas suelen tomarse fotos con ellos y se sienten identificados, por esto le dedicamos un croquis, en el cual representamos lugares en los que se encuentran estos árboles.

(LE) y (JD): La exposición fotográfica, ¿en qué se inspiraron para elegir esas fotografías y ponerlas de camino al auditorio?

(YM): Bueno, esas fotos fueron elegidas específicamente por las respuestas que dieron los ciudadanos ibaguereños. Allí podemos encontrar sitios representativos de Ibagué, como emblemas o sitios que están en el olvido. Por ejemplo, si hablan de los jóvenes hay un sitio que los representa como es el Skate Park.

(TH): Las fotos pretenden mostrar lo más representativo para los ciudadanos de Ibagué porque, tal como comentaba hace un momento, es la manera como los mismos ciudadanos perciben y evocan a su ciudad. Los lugares que vemos en las fotografías, como el Skate Plaza, la Carrera Tercera, la Plazoleta Darío Echandía, son lugares que son importantes para las personas. Por ejemplo, la Carrera Tercera se relaciona con la alegría.

(JD): ¿Por qué es importante exponer estas obras a la comunidad universitaria?

(TH): Es importante porque es la manera como se percibe la ciudad. La intención de toda esta metodología es que las políticas públicas sean diseñadas desde la percepción ciudadana y no desde el punto de vista de un externo. Entonces todo esto es una manera de dar un diagnóstico de cómo está la ciudad en realidad, cómo la perciben los ibaguereños que diariamente la transitan y en qué podría intervenir eso.

(JD): Entonces, ¿este tipo de eventos son importantes para que los ciudadanos se apersonen de Ibagué?

(TH): Exacto. Estos eventos también son una manera de crear espacios participativos, donde los ciudadanos vean como ellos mismos se ven reflejados en esas respuestas: pues todo esto se construyó a base de los aportes y participación de la ciudadanía.


 Publicado por: Estudiantes de tercer semestre del programa de Comunicación Social y Periodismo de la Universidad de Ibagué. 

El Anzuelo Medios

Masoko

Contacto

 

¡Escríbanos!

 

 Ibagué Tolima

 Carrera 22 Calle 67 B/Ambalá

 +57(8)270 94 00 ext 287

 Fax: +57(8)270 94 43

 elanzuelomedios@unibague.edu.co

Acuerdo de Uso