Matemáticas, rock y una nueva física


Perfil

Tomás Enrique Sierra Polanco es un ibaguereño de 26 años, egresado y docente de la Universidad de Ibagué y ahora estudiante de Maestría en Física de la Universidad del Tolima. Este joven, también músico e integrante de una banda de rock, desarrolló su pasantía en uno de los centros más importantes de investigación nuclear en Europa, el Instituto Nacional de Física Nuclear y Física de Partículas (LPNHE). 

 

Sierra realiza su trabajo de investigación en la detección del centelleo de muones relacionada con la física de altas energías. Es un poco compleja, esa física no está descubierta del todo. Lo que se hace en ese campo de la investigación es encontrar una nueva física y remodelar la que ya está, para llegar a una teoría del todo, explica Tomás.

Gracias al docente de la Maestría de Física, Carlos Vera, al convenio de la Universidad del Tolima con la Universidad Nacional, el haber estudiado electrónica, tener la facilidad de entender circuitos de programación y hablar muy bien el inglés, fueron los requisitos necesarios para que encontraran en Tomás el perfil adecuado.

 


12186519 1073885539302526 5073875678214505960 o


 

 

 

 

 

Entre ellos se pusieron a charlar y a pensar en quién podría hacer una asistencia en el laboratorio de física nuclear de altas energías en París. Todo empezó a encajar. Esa física no le gusta a nadie y, por ende, no es lucrativa. Se dedica a descubrir el universo y para esas investigaciones el país no tiene presupuesto, argumenta Sierra mientras se toca su espesa barba y asevera que hacer los trámites para sacar la VISA es un poco caótico.

Varios alumnos de la materia que él dicta ­ física I­ se han preguntado quién es Tomás y hasta él mismo. Siempre he pensado que esa pregunta es difícil de responder, la primera vez que fui a conseguir empleo me pidieron que hiciera una breve descripción de mí mismo. Para esa época había una banda que se llamaba El Cuarteto de Nos, que tiene una canción que se titulada “breve descripción de mi persona” y en la que el compositor, en este caso, el vocalista se raya con el papel y dice: ¡yo no puedo describirme en cien palabras ni en tres minutos! Esto mismo le pasó a Tomás.

 


 
 
 
Él piensa que describirse a sí mismo puede sonar muy egoísta, ya que se siente incapaz de hacerlo en corto tiempo. A pesar de no dar una respuesta exacta a la pregunta, sus palabras muestran cualidades como la humildad, la reflexividad y la sencillez. Tomás se define desde sus características,actitudes y aptitudes, como su gusto por las matemáticas, por la música, por su forma de entender el mundo y la naturaleza; en términos generales, creo que eso es lo que soy,dice Tomás.


 
Hablar sobre sí mismo no le apasiona tanto como describir su gusto por los números. Me gusta a partir de procesos o herramientas que se puedan comprobar o demostrar, cómo son las matemáticas, la parte experimental. Básicamente tengo afinidad con la física porque es esa convergencia entre la matemática y la filosofía que nos pone a pensar porqué las cosas funcionan y cómo podríamos predecir lo que puede pasarnos más adelante.
 
Antes de que Tomás descubriera su afinidad por las matemáticas, cursó un semestre de Comunicación Social y Periodismo en la Universidad de Ibagué, pero pensó que su fuerte no era la lectura, puesto que allí se tendría que leer bastante si quería ser un buen estudiante, antes no era muy buen lector, fue así que Tomás decidió cambiarse de carrera universitaria e inclinarse por otra que tuviera más cercanía con las matemáticaYo creo que fue como: ¡venga, estudiemos a ver qué pasa! además creo que tenía 16 años y a esa edad a uno no lo pueden obligar a pensar en qué va hacer por el resto de la vida; creo que en el desarrollo que he tenido con la academia me he vuelto un buen lector y ahora asimilo más la lectura, sobre todo con temas puntuales de física y que tengan explicaciones filosóficas de la naturaleza.

Hay quienes suponen que el hecho de ser docente de una universidad implica vestirse de corbata y utilizar zapatos de charol, pero Tomás es un poco más relajado al vestirse. Es común verlo en pantalones anchos, en ocasiones con camisetas con logotipos de bandas de hardcore o a veces con camisas manga larga tratando de tapar un poco sus tatuajes tan evidentes. Supone que los tatuajes no hacen a una persona un criminal como una corbata hace a una persona un doctor.

Casi siempre con sus audífonos, se dirige el “profe” ­ como lo llaman algunos ­ Tomás a dictar clases a sus estudiantes de ingeniería. Muchos creerían que es un estudiante más. Su edad ha sido su pilar clave para crear un cálido vínculo con sus alumnos. Este ingeniero electrónico frecuenta conciertos tocando su bajo en su banda de hardcore llamada ‘Cinco Sentidos’. Desde pequeño siempre le gustó la música, especialmente el punk y hoy esto lo convierte en un ingeniero electrónico muy particular. Tomas Sierra viajó finalmente a París en donde vivió y estudió eso de física que tanto le hace vibrar. De regreso a Ibagué trajo todas sus experiencias y un poco más de mundo para compartir desde su banda y en su labor como profesor.

 

"Este ingeniero electrónico frecuenta conciertos tocando su bajo en su banda de hardcore llamada ‘Cinco Sentidos’. Desde pequeño siempre le gustó la música, especialmente el punk y hoy esto lo convierte en un ingeniero electrónico muy particular."


Redacción: Cristian Fernando Ortegón. Estudiante de Comunicación Social y Periodismo de la Universidad de Ibagué.

Fotografía: Johanna Katherine Osorio Sánchez

 

El Anzuelo Medios

Masoko

Contacto

 

¡Escríbanos!

 

 Ibagué Tolima

 Carrera 22 Calle 67 B/Ambalá

 +57(8)270 94 00 ext 287

 Fax: +57(8)270 94 43

 elanzuelomedios@unibague.edu.co

Acuerdo de Uso