No hay pena para el deporte

 “Algunos amigos míos me empezaron a escribir, me preguntaban que por qué no había regresado, también mi mamá se preocupó porque no volvía.

Han sido más de tres años desde el 2015, donde los grupos deportivos de diferentes disciplinas continúan soñando despiertos con seguir representando al departamento del Tolima en diferentes competiciones. Pese a lo ocurrido con los escenarios deportivos, esto no ha sido excusa para no continuar entrenando. La motivación de querer ser los mejores está por encima de todo. El amor y la entrega día a día hace que deportistas como Erick; quien representa a muchos jóvenes; se adapten a las condiciones mínimas y resalte la grandeza de ser reconocidos y marcar historia en el Tolima, en el país.

Erick Steven Cardozo Cobaleda. Un joven de 19 años de edad, amante a los videojuegos; jugador de voleibol, cursa el grado once en el colegio San Simón, aunque sus estudios se han atrasado por inconvenientes familiares.

¿Cuánto tiempo lleva entrenando?

-En estos momentos llevo cuatro años entrenando voleibol en la liga del Tolima. Apenas estoy terminando el bachiller.  Ahora me dedico a entrenar, estudiar y los fines de semana trabajo.

¿Por qué paró los estudios?

-Por inconvenientes que hubo en mi familia. Mantenía con mi papá, con mi tía, con mi abuela.

Henry 5

 ¿En qué trabaja y cuál es su desarrollo?

 -Yo trabajo en una finca ecoturística que se llama ‘Villa   León’. Está   ubicada por la entrada de Mandrake, en El Salado. Cada vez que   hay un evento, me llaman allá en   la finca, pero últimamente por las   lluvias y eso, no he ido. La finca es un sitio donde las personas van   a bañarse, van a piscina, usan las canchas, aprencian la naturaleza.   Se van a recrear.

 Erick es uno de los cuatro hermanos que componen su  familia, son hijos diferente papá. Actualmente vive con su padre, Harvey Cardozo, la esposa la señora Jauleydi Galindo y su hermanito, Nicolás.Su madre,la señora Mildred Cobaleda y su papá siempre han estado atentos y apoyándolo en su carrera deportiva. Aunque su madre no tanto al principio.

¿Cómo inició en el deporte?

-La verdad yo nunca pensé que fuera a entrenar voleibol. Nunca pensé eso en mi vida, siempre pensaba en fútbol o baloncesto. Inicié jugando estos deportes en el colegio.

 

¿Cómo fue eso?

-Bueno, fue una vez que estábamos jugando en el colegio, y llegó un profesor y nos contó que estaba consiguiendo personas para jugar voleibol, ahí estaba una amiga mía; Al terminar de completar la frase, soltó una risa leve, esas que nacen por naturaleza al recordar un buen momento*; -Ella me dijo que me entrara en eso y yo acepté. Terminé yendo al otro día en la tarde a entrenar, pero, pues entre la recocha y eso de las amigas.  Eso fue lo que más em incentivó.

¿En dónde comenzó?

-Fue en los Intercolegiados. Por la talla, pues tenía 15 años y medía 1,78 cm que para el voleibol en ese entonces era buena talla.

¿Quién dirigía esas actividades?

-El entrenador que estaba allá se convirtió en el presidente de la liga del Tolima. Se llama Adalber Robayo.

Luego de varios minutos de haber iniciado la entrevista, Erick pide un momento. Se dirige hacia ala cocina. Cuando regresa, trae algo de comer.

¿Ha tenido buenas experiencias?

-Si claro. Muchas. Desde que inicié a coger nivel comencé a viajar mucho, a conocer muchas personas y pues siempre son bacanas las recochas.

¿Y experiencias desagradables?

Me mira con gracia y puja. Se da un aventón hacia atrás y prosigue 

-Las peores fue cuando empecé a entrenar con los mayores, eso fue a inicios del 2015, había un entrenador cubano que se llamaba Erick. Entrenábamos en el coliseo. Él era muy fuerte nos trataba muy duro en los entrenamientos, nos ponían hacer mucho físico. Duré un mes adolorido.

Una vez estábamos practicando defensa y yo no podía parar el ataque del negro porque le pegaba demasiado duro, me decía ‘ah, usted no sirve pa’ nada, no debería venir a entrenar, usted no sirve’, y como tenía el mismo nombre mío me decía que mi nombre le quedaba pequeño al lado de él.

Henry 2

¿Lo afectó mucho eso?

-Claro bro, duré una semana sin ir a entrenar porque estaba desmotivado por eso.

¿Por qué regresó?, ¿qué pasó?

-Algunos amigos míos me empezaron a escribir, me preguntaban que por qué no había regresado, también mi mamá se preocupó porque no volvía. Darme ese tiempo, me ayudó a pensar mejor las cosas, me dije a sí mismo que yo podía hacer todo lo que me propusiera sin importar las cosas y pues también siempre he tratado de ser una persona positiva. Entonces, aparte de los mensajes de mis amigos y de mi mamá, yo mismo le vi el lado positivo a lo que ocurrió y le metí más la ficha; y el amor por el deporte.

¿Cómo es el ambiente en el equipo?, ¿cómo es su relación con los demás?

-Lo bacano ha sido que desde 2014 siempre he jugado con los mismos. Entonces por esa parte todo está bien. Lo feo es que cuando entré a jugar con los mayores era un ambiente diferente, pues no los conocía y había un inconveniente y era la orientación sexual de varios, era fastidioso un poco.

Henry 3 1

 

¿Este tema de sus compañeros, le ha afectado?

-No. Pues al principio sí, un poco. Usted ve que lo que dicen muchos es verdad eso de que son muy afeminados.  Usted los ve que le pegan duro pero luego están parados con actitud de niña y hablan como si fueran mujeres y sus expresiones iguales. Uno se acostumbra. Pero si le confieso que al principio me daba pena, vergüenza, decir que entrenaba voleibol cuando me lo preguntaban.

¿Qué obstáculos ha observado durante su carrera?

-Pues desde que se acabaron los escenarios deportivos, eso es uno. La ausencia de entrenadores y pues la parte de que hay corrupción en dineros en la liga del Tolima. El que tiene con que, tiene más oportunidades, con la ausencia de los escenarios nos toca acoplarnos a lo que hay, vamos en un lugar a otro.

¿Cómo ha sido esto?

-Ha sido muy difícil acoplarnos a los entrenos. La distancia, el dinero, el tiempo, etc. Muchos dejaron de entrenar precisamente por esto. Pero luego todo retomó, comenzaron a crearse nuevos clubes que apoyaban el deporte Tolimense mediante diálogos con la liga y solicitar apoyo en lugares como la Universidad del Tolima, las canchas del Jordán.

¿La implementación se las dan?

-Antes sí, lo que eran mallas, tubos y eso. Pero ahora dejaron olvidado las medicinas, los balones; entrenamos con balones de hace 4 años imagínese.

 A pesar de esto, ¿por qué lo siguen haciendo?

-Porque tengo fe, tengo la esperanza de ser mejor, de que me fichen o algo. La motivación de nosotros es esa, de no darnos por vencidos y darle duro.

¿En qué torneos ha participado?

-Mi primer torneo nacional fue en Bogotá en 2014, luego de participar en los Intercolegiados. En el 2015 jugué Intercolegiados.  En 2016, Intercolegiados, perdí por w. Me llamó el colegio San Simón para participar en municipal que ganamos. Participamos en zonal, y ganamos, fue en Girardot. Luego jugamos final nacional Intercolegiados que fue los nacionales Intercolegiados supérate, en Bogotá, quedamos de cuartos. Después viajé a Boyacá, Paipa, a un torneo de menores y quedamos de cuartos también.

Henry 6

En el 2017 tuve otro campeonato nacional en Cali, el sub 21. Y torneos libres por decirlo así, en mariquita con grandes premiaciones. Lo que son torneos libres dan incentivos económicos, por eso la gente va y mucha. Van personas de 30, 35 y 40 años y juegan arto; los perros viejos le llaman.

¿Por qué este deporte y no otro?

-Esa pregunta es dura porque pues a mi me gustaba el fútbol y el baloncesto, pero, fue más que todo la amistad.  Luego de que empecé a coger nivel pues me interesó de fondo y me dediqué por completo.

¿En dónde entrenan?

-Entrenamos lunes y martes en la novena etapa del Jordán, detrás del Niño Jesús de Praga, de 7 a 9 p.m. Los miércoles no hay escenarios deportivos, entonces el entrenador cubano y otro entrenador de la Universidad del Tolima, se pusieron de acuerdo para que pudiéramos entrenar allá en el mismo horario. Los viernes en la primera etapa del Jordán en el coliseo. Los sábados jugamos por ahí en algún club cualquiera.  O nos tomamos los fogueos entre nosotros.

¿Su familia lo ha apoyado?

-Mi familia si, mucho la verdad. Mi hermana me apoyó demasiado, mi mamá al principio casi no, ella no le gustaba que llegara tarde y me decía que eso no me iba a dar nada en la vida. Pero luego todo cambió. Me ayudaron mucho en eso de los tenis y la comida, dinero para los viajes. Son pequeñas cosas que ayudan en grande.

¿Qué le ha aportado el deporte en su vida?

-Aunque nunca hemos tenido un gran logro (uno gana un campeonato nacional y automáticamente se convierte en pre selección Colombia, pues son los mejores del país), entonces en ese aspecto es difícil.  Siempre hemos quedado de cuartos.  En lo personal me ha servido para mantener una buena salud, es una práctica que me entretiene.  Deportivamente soy bueno no solo en el voleibol sino en otros deportes, como natación, fútbol, entre otros. Lo único son los torneos abiertos donde se gana plata. Pero la triste verdad es que no me ha aportado gran cosa, pero sigo entrenando.

¿Cuáles son sus aspiraciones?

-Aspiro a ser un muy buen jugador, terminar el bachiller, ser profesional en Negocios y Lenguas; y algún día inculcar un buen voleibol, enseñarlo. También me gusta la fotografía.


 Por: Henry Castaño. Estudiante de Comunicación Social y Periodismo. Universidad de Ibagué.  

 

El Anzuelo Medios

Masoko

Contacto

 

¡Escríbanos!

 

 Ibagué Tolima

 Carrera 22 Calle 67 B/Ambalá

 +57(8)270 94 00 ext 287

 Fax: +57(8)270 94 43

 elanzuelomedios@unibague.edu.co

Acuerdo de Uso