¡Los personeros estudiantiles también tenemos voz frente a la diversidad de género en los colegios!

 Por: Henry Parra.


¿Qué tanto saben los colegios de Ibagué sobre las cartillas generadas por el Ministerio de Educación? Indiscutiblemente es un tema en el que muchas instituciones educativas no han puesto las cartas sobre la mesa o simplemente las han ignorado.


A partir de la polémica en torno al Ministerio de Educación Nacional, en la que se le acusa de supuestamente haber distribuido cartillas de diversidad sexual, al parecer con ilustraciones pornográficas que señalaban a la ministra de educación Gina Parody de querer aleccionar su orientación sexual en los niños a los que iba dirigida tal cartilla, han surgido en el debate nacional y local muchos temas con respecto a la diversidad de género. Uno de ellos es el papel de los manuales de convivencia y su relación con los personeros o voceros estudiantiles.

diversidadhenrryEl Ministerio de Educación ha recibido la orden por parte de la Corte Constitucional de realizar una revisión exhaustiva en todos los manuales de convivencia del país a razón del caso Sergio Urrego, y es por eso que la mayoría de las instituciones han reformado este año sus manuales de convivencia.

Según la ley 115 del decreto 1860 de la Constitución Política, el personero debe ser un estudiante de último año y además tiene la función de promover los derechos y los deberes de los estudiantes en colectivo con la institución y que estén especificados en el manual de convivencia.

En este sentido, ¿Cómo los personeros o voceros estudiantiles de Ibagué defienden la inclusión de género desde el Manual de Convivencia?

Manuel Fernando Pulido, actual personero de la Institución Educativa San José ubicada en Ibagué – Tolima opina al respecto que “No estoy de acuerdo y no comparto la diversidad de género en la institución, pero si estoy en pro de los derechos de los estudiantes, así que estructuramos reglas en el Manual de Convivencia para prevenir cualquier caso de discriminación en el colegio”.

Fernando también aclara que ha tenido como personero una opinión clara frente a los administrativos de su colegio y que hasta ahora no han surgido casos frente a la discriminación de género.

Por otro lado, en la Institución Educativa San Simón, uno de los colegios más importantes de bachiller académico en la región del Tolima, Fernanda Sierra, personera en curso del colegio, comenta que nunca han tenido problemas de discriminación sexual “En nuestro colegio se enseña a partir el respeto, cada uno tiene puntos de vista diferentes pero aun así existe la aceptación por parte de cada estudiante”.

Cada semana la personera y el rector del colegio San Simón se reúnen junto al consejo estudiantil y el consejo directivo, con el fin de discutir las exigencias de los estudiantes y de reformar el Manual de Convivencia. A partir de ello Dagoberto Portela rector de la institución puntualiza “Nuestra institución formaliza la diversidad o ley de género para todos los estudiantes, es más, tenemos un baño para varones, uno para damas y otro que no tiene género al que puede entrar cualquier persona; es nuestra forma de incluir a los estudiantes que hagan parte de la comunidad LGBTI”, Sin embargo ¿Es este un modo adecuado de entender la diversidad de género?

Quizá otra de las preocupaciones que enciende las alarmas de los administrativos de las instituciones educativas, es que los estudiantes no leen los manuales de convivencia, y eso es efecto de que en un principio los padres de los alumnos no se enteran siquiera de las leyes principales de los mismos, así lo puntualiza la directora de Red PaPaz Carolina Piñeros:

“Que cada uno de los padres vaya a los colegios y que se lea el manual de convivencia en el que estudian sus hijos... y si hay algo que no le guste, busque las manera de participar en la mejor construcción de esos manuales” (RCN Radio, 2016).

El Anzuelo MediosDagoberto Portela, rector del colegio San Simón, también señala que los manuales de convivencia de los colegios públicos y privados, deberían ser iguales y también que deberían tener la misma acogida por parte de la comunidad estudiantil, ya que los derechos y deberes allí específicos son los mismos. Sin embargo existen aún casos como el de Sergio Urrego, en los que estos derechos a favor de las personas LGBTI son ignorados; en su mayoría aquellos con una extensa tendencia religiosa.

Un ejemplo de ello es el caso que ocurrió en Pereira, más exactamente en el colegio José Celestino Mutis, en donde "el rector anuló en marzo del 2009 la elección del personero estudiantil, porque el elegido era gay. 'No nos representa', dijo el docente.” (El Tiempo, 2009).

Desde esta perspectiva los personeros cumplen un papel esencial en la construcción de una nueva opinión sobre la diversidad de género que, guste o no, es inevitable y necesaria para lograr un acercamiento a la convivencia, la aceptación y el respeto por parte de todos los estudiantes.

 


Por: Henrry Parra. Estudiante de Comunicación Social y Periodismo de la Universidad de Ibagué.

El Anzuelo Medios

Masoko

Contacto

 

¡Escríbanos!

 

 Ibagué Tolima

 Carrera 22 Calle 67 B/Ambalá

 +57(8)270 94 00 ext 287

 Fax: +57(8)270 94 43

 elanzuelomedios@unibague.edu.co

Acuerdo de Uso