Dulces agujas: experiencias desde la universidad


Te invitan a que te sientas cómodo, el ambiente se torna frio, sudan las manos y los pies, que pueden ser nervios, pasión o ansiedad, empiezas a sentir un sonido particular y agudo que penetra tus oídos y en menos de nada empieza a penetrar tu piel...


 

Los tatuajes, el tamaño de esta palabra no supera la enorme historia que lo respalda, una historia larga y fascinante, pues por años, este medio de expresión fue utilizado en distintos contextos. Era considerado como forma de identificación, de respeto, de castigo, de reconocimiento, de estatus, ya sea con fines religiosos, espirituales, personales, económicos o políticos. Hoy en día su significado ha cambiado y se atribuye a estereotipos impuestos por la moda, pero en realidad es una práctica que habita en muchos rincones de la línea de tiempo que atraviesa la historia de la humanidad.

Esta galería intenta conocer las diversas formas de comunicar de un tatuaje, en distintas personas que se encuentran relacionadas con la Universidad de Ibagué: estudiantes, docentes y administrativos que convirtieron su cuerpo en un lienzo artístico, a través de las dulces agujas.

 

 Dulces agujas

  Sara se caracteriza por tratar de ser autentica y mostrar la belleza pura en las cosas diferentes, es por eso que en su imaginación creyó que un pulpo podría llevar una escafandra.

 

  

 

Daniel dice que tener un tatuaje es dejar a la vista una parte de la personalidad, es por eso que en este tatuaje, deja ver una parte de su alma y esencia en forma de un jardín de flores azules. 

 

 

 

 De los trece tatuajes que Diego tiene, este da a conocer el recuerdo de un angelito de 4 meses de esplendor que se ausenta y que por medio de aguja y tinta, lo guardará siempre en su corazón. 

 

 

 

 Ver la muerte de una forma bella y dulce, es la forma en que Mariana Serrano representa el profundo dolor de la pérdida de su padre y el enorme gusto que tiene por el arte. 

 

 

De una forma muy femenina, Antonella representa un tesoro en este farol que es el encargado de conservar todo: la prosperidad, sus metas y amores. “Pase lo que pase, la llama estará encendida”.

 

 

 

Maira Hernández es una estudiante de diseño que plasma en su piel vivencias y momentos puntuales de su vida. Con este tatuaje quiso representar los giros que esta ha dado para ella. 

 

 

 

 Para Lorena realizarse un tatuaje no ha sido lo que ella esperaba. Este tatuaje ha sido una composición de varios que no han terminado de la mejor forma, pero este vaivén de errores y correcciones, ha sido una experiencia valiosa para ella.

 

 

 

Johana es una mujer agradable y trabajadora, su fascinación por los tatuajes está hace mucho tiempo. Asegura que siente como una necesidad de hacerlo. Esta mariposa le inspira tranquilidad y alegría.

 

 

 

 Para Daniela los tatuajes son una forma de expresión y libertad, además de darle historias a su cuerpo. Ella piensa que cada tatuaje es único por sus trazos o colores y definen nuestra personalidad.

 


Redacción y fotografías: Andrés Castro.  Estudiante de Comunicación Social y Periodismo, Universidad de Ibagué.

 

 

El Anzuelo Medios

Masoko

Contacto

 

¡Escríbanos!

 

 Ibagué Tolima

 Carrera 22 Calle 67 B/Ambalá

 +57(8)270 94 00 ext 287

 Fax: +57(8)270 94 43

 elanzuelomedios@unibague.edu.co

Acuerdo de Uso