Don Tamalio Achiras: una “carambola” del destino

 ✒Entrevista


"El butaco es un elemento típico del Tolima, lo que yo trato de resaltar, a través del programa, no solo son los personajes que entrevista Tamalio, sino también nuestras tradiciones”.


 

Miguel Andrés Gómez es el hombre que le dio vida al personaje más conocido por todos los tolimenses en la radio, Don Tamalio Achiras. Gómez es comunicador social y periodista; sus grandes ideas le han permitido posicionarse como uno de los más destacados de la ciudad y desde hace unos años decidió convertirse en Tamalio Achiras, un campesino tolimense que muestra sin vergüenza sus raíces y su cultura. El ilustre personaje pasó de la radio a la pantalla chica y tiene un espacio periodístico con humor que es transmitido todos los martes por un canal local. En su programa de entrevistas “El butaco de Don Tamalio” invita a personajes destacados para hablar de sus vidas y de temas de política con un tinte crítico, ácido y sarcástico. El nombre del programa muestra a Tamalio como un híbrido televisivo entre 'Heriberto de la Calle' y 'el tolimense Emeterio', dos personajes que perduran en la mente de muchos colombianos.

¿Quién es Miguel Gómez como padre, amigo y periodista?

Soy un hombre de 38 años de edad. No me ha tocado conseguir lo que tengo con facilidad. Todas las metas que he cumplido son gracias al sacrificio que he hecho. Soy padre soltero desde que mi hijo tiene cuatro meses, y ahora tiene 12 años. Su nombre es Andrés Felipe. Me considero un padre muy estricto y disciplinado, procuro apoyar a mi hijo con las cosas que él quiere realizar. Como amigo soy muy servicial y ayudo, desde que pueda hacerlo. Llegué a la comunicación y al periodismo por una casualidad que me ha presentado la vida y aquí estoy.

¿Cómo es un día laboral y familiar de Miguel Gómez?

Mi vida laboral, en la actualidad, es programada y agendada. Desde que llegó el personaje a mi vida, mis compromisos van ligados a él, dedico el día para visitar clientes, manejar las redes sociales y crear contenidos para el Canal de YouTube. Porque las “redes” es lo que más se promueve ahora e intento subir permanentemente contenido. Mis días varían, pueda que estén muy ocupados o no, si es lo contrario, dedico tiempo a mi hijo. Por lo general, me levanto a las 5:00 am, realizo los quehaceres, llevo a mi hijo al colegio, hago una rutina de ejercicio, y dedico tiempo a las citas que mencionaba.


Tamalio 6


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Qué rescata y qué le molesta de los tolimenses?

Lo que me molesta es que ya me cansé de escuchar que los tolimenses hablan mal del tolimense. Es triste escuchar a los adolescentes de la región con otras palabras o términos que no son de nuestro departamento, cosas que no nos pertenecen. Me cansé de ver la falta de identidad que tiene los tolimenses, que son alimentados con lechona y tamal, pero que siguen a otros equipos de fútbol. Y lo que rescato de los tolimenses es que somos muy valiosos, “camelladores” y somos muy apetecidos en lo laboral, en otros países, a pesar de la imagen que tiene Colombia de nosotros, la supuesta flojera. No somos flojos. Nos falta creer más en nosotros, nos copiamos de otras culturas porque nos avergüenza la nuestra. Muchas personas se sienten mal o se apenan cuando alguien les dice que hablan “jalado”, con acento tolimense, pero en mi caso, yo me siento orgulloso porque tenemos una historia. Nuestra cultura tiene una raíz que es muy bonita y que es la que nos ha identificado de la forma en que nos identifica la música y ese cantar tolimense.


¿En qué momento de su vida decidió convertirse en periodista?

Llegué al periodismo de casualidad. Yo quería ser médico veterinario, pero no me favorecieron las pruebas de estado en dos áreas de la carrera. Decidí esperar para presentarlas de nuevo pero en esa espera yo empecé a salir a eventos que hacían en diferentes discotecas de la ciudad. En esos eventos yo hacía de DJ y animador, pero un día, conocí personajes que trabajan en la radio y empecé a tener contacto con una importante emisora de la región. Y allí llegó la comunicación social y el periodismo a mi vida, decidí estudiarlo. Mis padres no me apoyaron, ellos decían que estudiara una carrera que tuviera números, porque esas carreras con números son las que dan dinero. Y bueno la comunicación social y el periodismo tiene números, en estadística (risas) y me ha dado de comer.


¿Cuál ha sido el momento más difícil de su carrera profesional?

Yo creo que el iniciar de mi carrera profesional, este ha sido complicado, porque yo siempre he sido creativo, he creado formatos para televisión y proyectos muy importantes, pero los productores o los realizadores se han quedado con las ideas y hasta con el dinero. Un ejemplo fue cuando, hace unos años, creé un programa de cámaras escondidas en Ibagué, creo que ha sido el único en la ciudad, ese programa se transmitió dos años. Y el productor nos estafó. Así que creo que fueron como 3 años en donde mis ideas fueron plasmadas pero robadas.


¿Cuál es la historia de Don Tamalio Achiras en la radio?

Tamalio llegó por “carambola”, es decir, de casualidad porque yo era el operador de audio en una emisora y hacía la voz graciosa, que ahora identifica al personaje, por molestar a mis compañeros. Entonces la gente que trabajaba en la emisora llegaba muy estresada y yo los recibía con la voz, para que se rieran y para que se relajaran un poco. Pero un día, en un magazine de la emisora que se transmitía en las tardes, se quedaron sin tema. Faltaba como una hora y entonces yo les dije a los conductores del programa que se inventaran algo para no quedar mal a los radioescuchas. Y lo que se inventaron fue conseguirme unas coplas, para que las leyera con la voz de campesino tolimense, y yo me negué. De inmediato, un presentador dijo...aquí tenemos a Don Tamalio... de la nada sacó ese nombre y yo empecé a hablar con esa voz que caracteriza a Tamalio, y eso que me negué, pero ya me habían comprometido con los radioescuchas. Recuerdo que esa vez, ya llevaba cuatro años en la radio y en ese momento me empezaron a sudar otra vez las manos, porque me tocaba hablar con una voz que era de juego, lo difícil es que era al aire. Y fue la primera vez que hablé con esa voz y luego la gente empezó a preguntar por él y lo pedían para escucharlo. Ese fue el inicio del personaje.


¿Cuál fue el motivo de llevar a Tamalio de la radio a la televisión tolimense?

Llevar a Tamalio a la televisión fue por necesidad, hubo varias situaciones en las que algunos gobernantes de turno pidieron mi “cabeza” como periodista, es decir, pedían que me sacaran a cambio de publicidad, porque yo hacía periodismo político y eran controversiales mis investigaciones o comentarios. Yo quedé sin trabajo un tiempo, hablé con dos amigos y un empresario y me dieron la idea de hacer el personaje en televisión. Me animaron y motivaron para que lo plasmara en carne y hueso, en esos momentos a mí me daba pena y salieron los primeros episodios. Soy tímido e incluso hay dos programas que salieron al aire con una máscara de látex, la máscara era porque quería mantener la imagen de Miguel como periodista político. Con sinceridad, esa mascara quedó horrible y eso qué se dedicaron dos meses en la elaboración. Pero en el tercer programa, di la cara, me quité la máscara y sigue en pie.

¿Por qué el nombre el “butaco” de Don Tamalio?

El butaco es un elemento típico del Tolima, lo que yo trato de resaltar, a través del programa, no solo son los personajes que entrevista Tamalio, sino también nuestras tradiciones. La gente habla del butaco y no saben qué es, y es una silla con un círculo de cuatro patas, la banqueta es una que llevo al lado y es donde yo pongo el pie. La idea es que en el butaco se sientan los invitados, y es paradójico porque a veces usamos canastas de cerveza para sentarlos, por petición del público. Y mientras se sientan en el butaco, los invitados van comiendo un tamal.


¿Qué importancias tiene el personaje para los tolimenses?

La importancia es grande, es construir amor por la región. Lo que siempre he buscado es mostrar al tolimense y al ibaguereño de un modo positivo, y mi objetivo es trabajar para eso. De igual modo Tamalio nos invita a enamorarnos de la región, a decir que ser tolimense es orgullo y no es algo de que avergonzarnos, porque él muestra lo que nos identifica, lo que en verdad somos. En otras partes del mundo, hay tolimenses que ven el programa y se sienten orgullosos de ser del Tolima, y comentan que extrañan su tierra. Todo esos detalles son los que me dicen que se está cumpliendo el objetivo, generar identidad por el Tolima.

Si estuviera Don Tamalio Achiras, ¿Qué opinión tendría respecto a los procesos de paz en Colombia?


Redacción: Daniel Devia Beltrán. Estudiante de Comunicación Social y Periodismo, Universidad de Ibagué.

Fotografía: Alejandro Zarate.

El Anzuelo Medios

Masoko

Contacto

 

¡Escríbanos!

 

 Ibagué Tolima

 Carrera 22 Calle 67 B/Ambalá

 +57(8)270 94 00 ext 287

 Fax: +57(8)270 94 43

 elanzuelomedios@unibague.edu.co

Acuerdo de Uso